sábado, 21 de mayo de 2011

De la muerte y otros demonios: "Una vida digna requiere una muerte digna"



Estamos en la jornada de reflexión, y eso he estado haciendo yo los últimos días. Pero no reflexionando de política sino de cosas quizás (para muchos) más importantes como es la muerte de un ser querido. Últimamente se habla de la Ley de Muerte digna y de sus características.
No quiero yo entrar en ese debate pero si en contar como he podido asistir a que un hombre que ha llevado una vida digna ha tenido como no podía ser de otra manera, conociendo a las grandes enfermeras que lo han atendido, una muerte digna. Rodeado de la mejor tecnología (su cama, su habitación), las mejores enfermeras especialistas (su hija , su hijo y su mujer) y por supuesto ha recibido el mejor tratamiento posible: CUIDADOS, PRESENCIA y RESPETO a lo que eligió.